Asesinan a sangre fría a madre e hija embarazada en Cienfuegos

Un hombre  asesinó a  sangre fría a su exmujer que tenía tres meses de embarazo, le causó heridas en el vientre y luego la degolló delante de sus vecinos.

965
0
Compartir

El pasado jueves, un hombre  asesinó a  sangre fría a su exmujer que tenía tres meses de embarazo (de su actual pareja)  y a la madre de ella, de 64 años, en la Ciudad de Cienfuegos. Rafael García causó heridas en el vientre de Daylin Najarro Causse y luego la degolló delante de sus vecinos, dejando huérfana a su pequeña hija de 5 años que tenía en común con su asesino, de acuerdo a una publicación de 14yMedio.

Los primeros gritos fueron escuchados por un vecino,  Tomasa Causse Fabat (madre de Daylin) exclamaba: “Ay mi hijita, ay mi hijita” quien estaba ensangrentada en la acerca frente a su casa. Mientras su vecino, Luis Roque, corrió a auxiliarla, la hija de la mujer salió del domicilio en dirección a su casa (de Roque)  a buscar un refugio.

“Daylín se refugió en mi casa con múltiples puñaladas en el vientre. Mi exmujer y mi hija la auxiliaron y le pusieron un pulóver sobre las heridas para contener la hemorragia, pero en ese momento el asesino la persiguió hasta allí, continuó apuñalándola y finalmente la degolló ante la mirada aterrada de mis familiares”, declaró el  vecino.

Causse Fabat, logró llegar con vida al hospital donde trabajó como enfermera, pero horas mas tarde falleció desangrada por las múltiples heridas realizadas por su exyerno cuando ella trataba de defender a su hija.  La enfermera había recibido la medalla al trabajador internacionalista en 2012.

“No sé si fue por odio o por venganza pero fue una masacre”, dijo Adrián Najarro, hijo y hermano de las víctimas, a 14ymedio vía telefónica desde Cienfuegos.

“Rafael García cumplió un año de prisión y acababa de salir de la cárcel cuando cometió el crimen”, explicó Najarro. Estaba en la cárcel acusado de violar a su hija de 5 años.

“La misma niña dijo que su papá la abusaba, pero como no encontraron pruebas solo lo condenaron a un año y seis meses de prisión por un delito menor, algo así como exhibicionismo”, lamenta el familiar de las víctimas, quien agregó que “las leyes son muy flojas” y eso permitió que haya ocurrido este terrible  crimen.

“Me siento mal. No tengo palabras para describir lo que estoy pasando. Han sido unos días terribles para mí. Estoy solo en el mundo con mi sobrina”, “Solo quiero que se haga justicia y que pague por lo que le hizo a mi madre y a mi hermana”, exige Najarro.

Una vecina declaró que el asesino, al terminar el crimen, “metió el cuchillo en una bolsa negra que se echó a la espalda, se montó en la bicicleta y salió hacia La Calzada como si nada hubiera pasado”.

Los vecinos reportaron a las autoridades el hecho,  y cuando llegaron las primeras patrullas, la gente señaló al criminal,  quien había pasado por un lado de los oficiales, en ese momento fue detenido.

Con información de 14yMedio.

 

 

 

Dejar una respuesta

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre